Home / consejos seguridad / Precauciones para conducir con viento

A la hora de ir al volante, tienes que tener mucha precaución. Las inclemencias del tiempo suelen ser un hándicap a la hora de coche el coche. Ya hemos repasado en alguna ocasión la dificultad de conducir con lluvia o con nieve; por eso es importante que también sepas conducir con viento ya que es muy normal en la carretera.

Durante un trayecto en coche es habitual encontrarnos con inconvenientes que ponen en riesgo nuestra seguridad. Las más comunes son las inclemencias del tiempo, y entre todas ellas conducir con viento fuerte. Por eso desde Autolunas Carabanchel queremos darte una serie de conseguir para conducir con precaución.

Consejos para saber conducir con viento

Dirección del viento: si sabes la dirección del viento te ayudará a reacción en caso de que sople de manera muy fuerte. El viento es capaz de desplazar el coche, comprueba su fuerza dirección por ejemplo en el movimiento de los arboles.

Aminora la velocidad: conducir con viento, como en otras situaciones adversas, significa tomar otra serie de precauciones. Lo importante es adaptar la velocidad ya que el peso del coche permitirá un mejor agarre a la carretera. A mayor velocidad, mayor es el riesgo de que el viento desvíe tu coche.

Cuidado en los túneles: dentro de los túneles, la fuerza del viento da una tregua. Hay que prestar especial atención cuando entras y sales de los mismos. Ese cambio brusco puede desplazar tu coche, así que pon lo cinco sentidos para estar atentos.

Adelantamientos: cuando el tiempo es normal, no hay peligro pero conducir con viento adelantando si tiene sus riesgos. Si pretendes adelantar a un vehículo grande (camión, autobús), ten cuidado cuando lo sobrepases. Puede “absorberte” hacía él si el viento sopla desde la derecha o que te “empuje” al carril contrario si sopla desde la izquierda.

Precaución en la calzada: aunque no llueva ni nieve, a veces el viento es capaz de transportar cosas a la carretera. De esta manera ten cuidado con arena, hojas de los arboles, otros utensilios e incluso arboles caídos. Conduce con precaución y estate atento a todo lo que puede haber en la calzada.