Home / consejos seguridad / Pautas para conducir con nieve

Cuando aparece el frío, es importante que los conductores estén preparados para todo tipo de inclemencias temporales. Extremar la precaución al volante es fundamental para llegar seguro a los sitios sin poner en riesgo tu vida. Uno de los principales problemas que nos podemos encontrar en la carretera es la nieve. Sabemos que conducir con nieve no es nada fácil por eso te damos unos consejos para tener en cuenta.

Las primeras nevadas de un viaje corto o largo pueden convertirse en un autentico infierno. La circulación se ralentiza y hay que estar preparados para este tipo de imprevistos en cualquier momento. Autolunas Carabanchel piensa en tu seguridad y por eso te da unas pautas para que sepas conducir con nieve.

Cómo conducir con nieve

Depósito del coche lleno: Si te quedas atascado en la nieve posiblemente usarás la calefacción para no quedarte congelado. Si no tienes combustible suficiente no podrás hacerlo, así que recuerdo llenar el depósito antes de salir. Retoma la marcha de una forma suave, sin accionar el acelerador demasiado y manteniendo una dirección recta.

Neumáticos de invierno: si vives en una zona propensa a las grandes nevadas, es clave que tengas tus neumáticos de invierno. Son perfectos para condiciones climáticas complicadas y cuando la temperatura baja mucho. Se recomienda su empleo porque mejoran  considerablemente su adherencia sobre el asfalto frío.

Conducción calmada: para saber cómo conducir con nieve es importante mantener la calma al volante. Para ello, evita dar volantazos que nos pueden hacer derrapar. Lo mismo ocurre con los frenos, al hacer frenadas bruscas es posible que coche derrame. Si no puedes evitarlo, confía en el control de estabilidad de tu vehículo y mantén la trayectoria con movimientos suaves.

Marchas largas: con nieve en la carretera, emplea la marcha más larga posible y con un nivel bajo de revoluciones. Es una manera para que tu vehículo no sufra pérdidas de tracción por exceso de fuerza. Lo importante es que te mantengas seguro al asfalto sin grandes sustos ni derrapes.