Home / consejos seguridad / Cuidar el coche en otoño (Parte 1)

El otoño ya casi ha llegado. Al menos ya han bajado las temperaturas y apetece ponerse una manga larga. Con septiembre, comienza la rutina diaria de la población al mismo tiempo que nos despedimos del calor. En verano hemos viajado mucho, pero hay que seguir siendo previsores y llevar a cabo un buen mantenimiento del coche en otoño.

Las temperaturas caen al mismo ritmo que las hojas de los árboles. Se levanta el aire y comienza la época de lluvias más intensas. Esas son algunas de los efectos adversos climatológicos a los que te enfrentas en esta época. Desde Autolunas Carabanchel queremos darte 10 consejos para un mantenimiento óptimo del coche en otoño. De esta forma el rendimiento será siempre el correcto.

Tareas recomendadas para tu coche en otoño

  • Maletero: es posible que hayas jugado al Tetris con las maletas y otros accesorios en el verano. Hay que asumir que los días de playa acabaron y tu maletero necesita recuperar el espacio habitual. No es solo una cuestión de orden, también de seguridad. Viajar con un equipo correctamente colocado reduce el consumo y evitar problemas en caso de colisión.
  • Líquidos: siempre se recomienda hacer una revisión del nivel de líquidos antes de emprender un viaje, pero también a la vuelta. Comprueba el líquido refrigerante, el nivel del aceite, del limpiaparabrisas y el de los fresnos. Es fundamental que estén correctos de cara a las inclemencias propias del otoño y después del invierno.
  • Filtros del aire: durante el verano, hemos empleado el aire acondicionado debido al calor intenso. Otra de las tareas que necesitas cumplir en otoño es mirar los filtros del aire para que realicen buena combustión y ahorrar combustible. Durante los meses de frío, la calefacción gasta menos que el aire acondicionado porque aprovecha el calor del motor.
  • Lavado: durante los meses de vacaciones has visitado diversos lugares con amigos o más gente e inevitablemente el coche se ensucia. Comienza otoño con un buen lavado. No solo se transforma en cuestión de estética, en verano el chasis sufre por las largas exposiciones al sol. Un lavado te permite comprobar si hay zonas desgastadas por el sol o arañazos del uso.
  • Batería: revisar la batería se convierte en una de las tareas básicas del coche en otoño, y en cualquier otra época del año. Sobre todo, con la bajada de las temperaturas que afecta a su rendimiento. Son sensibles a temperaturas extremas, por eso es importante revisarla cada vez que entramos en los meses de frío.

Continuará…