Home / consejos seguridad / Multas de verano más comunes

La cifra de multas que se ponen cada día es bastante grande, llegando incluso a las 10.000 según informa la DGT. Unos números que incluso se incrementan cuando llegan los meses de verano. Las carreteras llenas de coche, la fatiga y la deshidratación pueden ocasiones multitud de situaciones peligrosas al volante. Hay que extremar la precaución porque podemos volver a casa con multas de verano.

Durante el verano se disparan las sanciones porque conducimos más para disfrutar de las vacaciones. Pero algunas infracciones comunes que se dan, pueden echar por tierra el presupuesto de tu tiempo de descanso. Además del exceso de velocidad y el consumo de alcohol, hay infracciones que aumentan en estos meses y muchas veces por desconocimiento de los conductores. Desde Autolunas Carabanchel te explicamos algunas multas de verano muy comunes y fáciles de evitar.

Lista de las multas de verano más comunes estos meses

  • Tirar colillas por la ventanilla: tal vez esta sanción si la conozcas después los últimos cambios en la normativa. La DGT ha incrementado la promoción para darla a conocer en las semanas anteriores. Sobre todo, durante la campaña de incendios porque puede provocar fuego en las inmediaciones de la vía. Ten cuidado porque es un acto que supone 200 200 euros y la retirada de 4 puntos del carné de conducir.
  • Usar el teléfono móvil: tal vez es de las infracciones más comunes al volante. Siempre tenemos la tentación de cogerlo, pero es una gran distracción mientras conduces. Ahora solamente con tocar el móvil para mandar un mensaje, ya supone una sanción de 200 euros y 3 puntos del carné. Lo mejor para evitarlo, es hacerte con un buen manos libres en el que no tengas que tocar el móvil para nada.
  • Aparcar en aceras o paseo de cebra: cuando vamos de vacaciones no prestamos tanta atención a las zonas de aparcamiento. A veces las poblaciones de destino no están capacitadas para aumentar tanto la población y no hay infraestructuras suficientes. De ahí que veamos decenas de coches en aceras, pasos de cebra o zonas peatonales. Pues ten cuidado porque las multas se elevan hasta los 200 euros.
  • Quedarte sin gasolina: apurar tanto el depósito y acabar parado en un arcén puede tener sus consecuencias. Un agente puede estimar que se trata de conducción negligente, sobre todo si te detienes en una zona conflictiva. Lugares que tengan poca visibilidad y que puedan crear una situación de peligro para otros conductores. La multa es de 200 euros, así que es mejor que tengas siempre el depósito lleno.
  • Conducir con chanclas o sin camiseta: es algo que vemos todos los veranos y son de las multas de verano más comunes. Cuando vamos a la playa, intentamos ir cómodos, pero eso puede suponer un riesgo en la conducción. El tipo de calzado puede poner en riesgo la seguridad y conducir sin camiseta supone que los roces con el cinturón agraven las consecuencias en un hipotético accidente.