Home / consejos seguridad / Mantenimiento del coche en otoño (Parte 2)

Justo después de regresar de la temporada estival de verano, toca incorporarte a su rutina diría. Lo mismo le ocurre a nuestro vehículo y tras el ajetreo veraniego, es momento para que hacer una revisión para que se encuentre en las mejores condiciones. Un mantenimiento del coche te ayudará a prepararlo para los meses frío de invierno.

Sabemos que el frío, el viento, la nieve o la lluvia puedes deteriorarlo. Por eso desde Autolunas Carabanchel seguimos dándote algunos consejos para llevar a cabo el mejor mantenimiento del coche en otoño. Un mantenimiento ya sea específico (en cada época del año) o genérico, puede aumentar la vida útil de nuestro coche.

Hacer un perfecto mantenimiento del coche

Batería: revista y asegúrate que la batería del coche sigue un correcto funcionamiento. Sobre todo, en otoño porque la bajada de temperaturas afecta al rendimiento de una batería gastada. Es muy sensible a las temperaturas extremas, revisa su estado antes del invierno y cámbiala si hay síntomas de desgaste.

Neumáticos: lo mismo sucede con los neumáticos que después de los kilómetros hechos en verano se puede ver afectados. Debes conducir siempre con la presión adecuada, revísala al menos una vez al mes para comprobarlo. En otoño asegúrate también que el estado de la goma y la profundidad del dibujo son adecuados.

Luces: las luces se convierten en un elemento clave en la seguridad y son totalmente imprescindibles. No solo para ver, sino para ser visto y que otros coches puedan observarte en la carretera. En el mantenimiento del coche es importante revisar todo tipo de luces: de los faros delanteros, las luces de freno, de estacionamiento, las luces traseras y los intermitentes.

Luna trasera: no le damos mucha importante, pero usamos la luna trasera muchas más veces de las que pensamos. No tener la visibilidad adecuada en este cristal, puede provocar problemas para circular en los meses fríos del año. Comprueba que el calentador funciona a la perfección y evita que se empañe el cristal trasero. De esta manera tendremos la visibilidad perfecta durante la conducción.