Home / Tintado de lunas / Lunas tintadas: prohibiciones y colores

Cada vez que llega la primavera nos acordamos más del sol y el calor. Es por la época en la que nos encontramos en la que hacemos más escapadas y salidas de fin de semana, además de las vacaciones. A veces nos vemos en la necesidad de tener las lunas tintadas del vehículo, pero debes saber que no todo vale para hacerlo.

Conduciendo hoy en día es normal observar en la carretera las lunas tintadas de muchos coches. Algunos modelos actuales lo llevan como equipamiento de serie o se pueden pedir a fabrica antes de comprarlo. Pero en otras ocasiones tenemos la necesidad de tintar las lunas y debes llevarlo a un taller especializado. Si vas a dar este paso, hay cosas en cuenta que tienes que repasar. ¡Te lo contamos en Autolunas Carabanchel!

Prohibiciones y colores escogidos de las lunas tintadas

En España la legislación al respecto es muy clara. Para tener las lunas tintadas, las láminas que se vayan a colocar deben estar homologadas. Además, deben tener un certificado de laboratorio donde se recoja el modelo usado y sus especificaciones. Así como el lugar, la fecha de instalación, los datos del taller y del vehículo.

El certificado no tendrá ninguna validez si las lunas no están correctamente selladas. Por eso, en cada uno de los cristales tendrá un sello que los identifique como homologados. Se trata de una pequeña pegatina adhesiva que se coloca entre la lámina y el cristal. Algo imprescindible para pasar la ITV y evitar una sanción de las autoridades de tráfico. También es imprescindible que el coche cuente con dos espejos retrovisores exteriores, uno a cada lado.

En España, solamente está permitido tintar las lunas traseras, del pilar B hacía atrás. Si estás pensando en tintar las lunas delanteras, puedes descartar la idea. Ni las ventanillas laterales ni la luna frontal pueden tintarse en nuestro país, aunque si en otros vecinos. La única excepción la vemos en los vehículos policiales por razones de seguridad.

Aunque el negro es el color habitual para realizar el tintado de lunas, lo cierto es que se puede elegir cualquiera. Lo único que hay que tener en cuenta es que cumplan con todos los requisitos de homologación. Mientras se instalen en el coche cumpliendo la legalidad, el color es algo que decide cada uno. Por muy oscura que sea la lámina, al acercarnos a mirar a través del cristal a poca distancia, podremos ver el interior.