Home / consejos seguridad / Evitar golpes de calor en el coche

La subida de las temperaturas comienza a notarse en el ambiente en primavera. Si ya tenemos calor al salir a la calle, imagina la temperatura que puede alcanzar dentro de un vehículo. Porque no queremos que ocurra nada, desde Autolunas Carabanchel os damos unos consejos y trucos para evitar el riesgo de sufrir golpes de calor.

Claves para evitar los golpes de calor

  • Sombra al aparcar: aunque tengas de dar más vueltas, intentar aparcar el coche en una sombra. Puede reducir considerablemente la temperatura del interior del vehículo. Dentro puede llegar a los 55 grados, lo que puede provocar mareos y golpes de calor. Es un peligro para la salud ya que reducirá las habilidades al volante.
  • Parasol siempre: si no es posible aparcar a la sombra, no olvides los parasoles. Colocado de manera correcta puede reducir también la temperatura del salpicadero. Solo hay que saber que el parasol puede hacer que la temperatura interior del vehículo sea más de 10 grados menor.
  • Interior ardiendo: aunque parezca mentira, cuando te sientes en el coche tienes que tener cuidado. Cuando hay temperaturas extremas, elementos internos como el salpicadero, los asientos, el volante o el pomo de las marchas pueden quemar. Con temperaturas cercanas a los 80 grados, imagina si encima están hechos de aluminio.
  • Niños y mascotas: nunca debes dejar a un niño o una mascota encerrados en un coche. Aunque sea solo un momento, son muy vulnerables a las temperaturas extremas del interior del vehículo. A diferencia de los adultos, no disponen del mecanismo de sudoración para refrigerar el cuerpo.
  • Ventila antes: si no tienes mucha prisa, ventilar antes de entrar puede suponer una gran diferencia en la temperatura de tu coche. Abre todas las puertas, e incluso intenta sacudir una de ellas para eliminar el aire del interior. Eso te ayudará a evitar o moderar las altas temperaturas durante el viaje.
  • Aire acondicionado: como es lógico, cuando llegan las altas temperaturas, el uso del aire acondicionado es primordial. Los expertos recomiendan una temperatura que no exceda de los 20 grados. Incluso si hay mucho calor, hacer los primeros kilómetros con las ventanillas bajadas para renovar el aire. Y después encender al aire acondicionado.