Home / consejos seguridad / El cinturón de seguridad y sus excepciones

Según informa la Dirección General de Tráfico (DGT), el cinturón de seguridad reduce un 50% el riesgo de fallecimiento y un 75% el de lesiones graves. Todos sabemos que su uso es obligatorio ya que frena el cuerpo en caso de un impacto grave. Todavía no estamos del todo concienciados al ver a personas que circulan sin llevarlo puesto.

Sin embargo, algunas de esas personas lo tienen justiciado. En España el cinturón de seguridad es obligatorio, pero cuenta con varias excepciones reguladas en el Reglamento General de Circulación. Desde Autolunas Carabanchel te damos a conocer estas excepciones y por qué se encuentran en debate ahora mismo. ¿Deberían volver a regularse? ¿Son excepciones correctas?

Excepciones para llevar el cinturón de seguridad

España se encuentra en un rango medio-bajo de excepciones con 7 regulaciones sobre el cinturón de seguridad. La media de la Unión Europea está en 8 y en la misma línea se situación países como: Francia (con 6 excepciones), Italia (9), Reino Unido (7) y Alemania (10). Por debajo de la media están Suecia y Países Bajos con 3 y 2 excepciones, respectivamente; y Polonia muy por encima con un total de 13.

Como norma general, están exentos de usar el cinturón de seguridad en España:

  • Los conductores cuando se realicen la maniobra de marcha atrás o estacionamiento en todas las vías.
  • Aquellos conductores que certifiquen por razones médicas graves o de discapacidad que no deben hacerlo.
  • Los conductores de taxi cuando estén de servicio, pero solo en vías urbanas. Podrán transportar también a personas de una estatura inferior a 135 centímetros sin el cinturón puesto ocupando el asiento trasero.
  • Los transportistas cuando realicen sucesivas operaciones de carga y descarga en lugares próximos.
  • Los conductores y pasajeros de vehículos de urgencia.
  • Las personas que acompañen a un alumno durante el aprendizaje de la conducción; o durante las pruebas de aptitud y estén a cargo del vehículo.
  • Los pasajeros que viajen de pie en un autobús autorizado para ellos o en el caso de que el vehículo no esté dotado con el elemento de seguridad.

En la actualidad, existe un debate sobre la posibilidad de eliminar alguna de las siete excepciones sobre el uso del cinturón de seguridad. Sobre todo, las referidas a profesores de autoescuela y examinadores, conductores al aparcar o dar marcha atrás y los repartidores de mercancías.