Home / Autolunas Madrid / Tratamientos antilluvia parabrisas

El frío y las bajas temperaturas ya han hecho acto de presencia. En otras palabras, nos encontramos en época de lluvias y dentro de poco comenzaremos a sufrir las molestas heladas, esas que hacen que tengas que salir 5 minutos antes de casa para poder quitar el hielo del parabrisas y para que el coche vaya entrando en calor. Cuando el termómetro comienza a bajar, es el momento de revisar y preparar el coche para seguir manteniendo la seguridad al volante. Una de las primeras cosas que tendremos que revisar son los neumáticos. Comprueba los dibujos y la presión de los neumáticos. En caso necesario, cámbialos.

Otra zona que también debe ser revisada es el parabrisas y el resto de cristales. Comprueba que el parabrisas está en perfecto estado. En caso de detectar un pequeño impacto o una grieta, pide cita en Autolunas Carabanchel y en un momento te repararemos la luna delantera dejándola nueva. Es una forma de evitar que acabe rota mientras conduces ya que en otoño e invierno son muy comunes los cambios de temperatura (afuera hace frío y dentro del coche ponemos la calefacción).

Si tu parabrisas está en perfecto estado, te recomendamos que apliques un tratamiento antilluvia con el que conseguirás aumentar la visibilidad y la seguridad los días de lluvia. En nuestro taller de Madrid también aplicamos repelente de agua en el parabrisas. De esta forma, no tendrás que preocuparte de su llueve poco o mucho. El agua resbalará por el parabrisas dejándote una visión perfecta sin necesidad de acción el limpiaparabrisas.

tratamiento-antilluvia

Más seguridad con los repelentes de agua

El repelente de agua consiste en aplicar un producto en el parabrisas que tiene un efecto hidrofóbico capaz de hacer que las gotas de lluvia y copos de nieve resbalen del cristal.

Las gotas de agua se convertirán en pequeños gránulos que desaparecerán rápidamente dejándote el campo de visión completamente limpio. Esto se consigue gracias a que los componentes del producto crean una película sobre la superficie del cristal. De esta manera, la luna delantera quedará sellada por lo que las gotas de agua no tendrán forma de adherirse a los poros del parabrisas.

Otra ventaja de aplicar este tratamiento en otoño e invierno es que se evitará que el hielo se fije en el cristal, algo muy práctico y que nos salvará de tener que estar quitando el hielo a primera hora de la mañana. Se podrá quitar la helada con gran facilidad y comodidad.

El repelente de agua se puede aplicar tanto en el parabrisas como en las ventanillas. También en los espejos del retrovisor. Además, tiene una duración de 6 meses. Pasado ese tiempo, tocará renovar la aplicación. No esperes más y pide cita en Autolunas Carabanchel. Comienza a beneficiarte del repelente de agua.