Home / Reparación elevalunas / Repara o sustituye tus elevalunas eléctricos

Los elevalunas eléctricos son mecanismos que están integrados en la mayoría de los coches de hoy en día. Su capacidad es subir y bajar los cristales de las puertas por medio de un sistema eléctrico. Se compone de un pequeño motor electrónico y un mecanismo que transforma el movimiento rotativo en lineal. De esta forma suba y baja el cristal.

Como cualquier aparato electrónico, hay indicios que te pueden ayudar a saber que su vida útil se está acabando. Desde Autolunas Carabanchel te explicamos los fallos más habituales, cómo repararlos y qué hacer si te sucede.

Motivos para cambiar o reparar los elevalunas eléctricos

La ralentización del movimiento de la ventanilla es el preludio perfecto para saber que los elevalunas eléctricos están fallando. También los ruidos no habituales como atascos, grietas del mecanismo que pueden traducirse en un funcionamiento erróneo.

Cuando se estropea puede ser un gran trastorno, sobre todo si te has quedado con la ventanilla bajada. Puede producirse en la parte trasera, en la parte delantera o en las dos al mismo tiempo, invalidando el uso de todas las ventanillas del coche.

El origen puede ser únicamente el mecanismo del motor que deje de funcionar. Si se escucha el ruido del motor eléctrico, es posible que tengas que sustituir el mecanismo. Está compuesto de varios elementos móviles que es muy fácil que puedan fallar en alguna momento. Si no hace ningún ruido al pulsar el botón y no responde, es posible que debas cambiar el motor.

De manera temporal  puedes despanelar la puerta del coche y subir el cristal de manera manual. Incluso tal vez tengas que bloquear la ventanilla con algo para que no vuelva a caer. Sin embargo, después tendrás que acudir a un profesional que te ayude. Confía en Autolunas Carabanchel que buscará la forma más rápida y económica para el arreglo o sustitución del elevalunas eléctrico. Siempre con recambios originales o alternativos, valorando la posibilidad del arreglo con su garantía y previa autorización del cliente.