Home / Autolunas Madrid / Razones por las que se rompe el parabrisas

A simple vista tu parabrisas puede parecer que está perfecto. Sin embargo, la realidad puede ser muy distinta. Su resistencia a cualquier impacto, por leve o grave que sea, puede provocar que se rompa. Por tanto, poner en riesgo tu seguridad, la de tus acompañantes y la del resto de conductores. Algunos de los factores que pueden desencadenar esta situación son la existencia de humedad, estrés y grietas debido a la tensión por fatiga del parabrisas. Estas anomalías pueden provocar la fractura del parabrisas por muy pequeñas que sean. De hecho, algunas microrroturas son prácticamente inapreciables a simple vista. En cambio, en la realidad, la resistencia de ese parabrisas estará quebrada por lo que, al más mínimo impacto, acabará roto.

Factores que provocan rotura del cristal

Como hemos indicado anteriormente, uno de los factores que puede debilitar la resistencia del parabrisas es la humedad. La temperatura y sus variaciones son factores que aumentan los daños en el parabrisas de forma lenta, pero continua. Por ejemplo, cuando tenemos que quitar una helada del parabrisas, lo primero que solemos hacer es poner la calefacción y dirigirla hacia los cristales para que se vaya derritiendo el hielo y sea más fácil de quitar la helada. Por las prisas, mucha gente pone la calefacción a lo máximo para eliminar más rápidamente el hielo. Este cambio de temperaturas tendrá consecuencias nocivas para el parabrisas. Asimismo, podrá quedar dañado si a la hora de quitar la helada en lugar de usar un rascahielo utilizamos otro objeto que lo único que hará será quitar el hielo y rayar el parabrisas.

Los parabrisas están sometidos a un estrés constante. Incluso desde el momento de su producción debido a que es sometido a cortes y a una serie de trabajos para doblarlo y curvarlo. Estas tensiones internas se pueden ver dañadas cuando el parabrisas recibe un impacto, por mínimo que sea.

Estos son algunos factores que pueden dañar la luna delantera cuando recibe un golpe ya sea fuerte o leve.

reparación parabrisas Madrid

Ante el mínimo impacto, reparar el parabrisas

Desde Autolunas Carabanchel queremos recordarte que, si detectas un picotazo o un pequeño impacto sobre el parabrisas, lleves tu coche de inmediato al taller para que lo reparen y en caso necesario, sustituyan la luna delantera por otra nueva. Esto se debe porque ante cualquier cambio brusco de temperatura o ante cualquier bache que te encuentres en la carretera puede provocar que el parabrisas se rompa de forma inmediata.

Cuando el parabrisas tiene un impacto, acabará por romperse. Podrá romperse antes o después, pero al final tendrás que acudir al taller. Será necesario que te lo sustituyan por uno nuevo. Por tanto, ante el más mínimo impacto, pide cita en nuestro taller en Madrid. Repararemos el parabrisas original dejándolo como nuevo. Además, recuperará su resistencia original.