Home / consejos seguridad / Precaución al conducir en Navidad

La navidad no son solo luces de colores, árboles de Navidad, turrones y suculentas comilonas y cenas. La Navidad además supone un gran cantidad de desplazamientos por nuestras carreteras. Con las vacaciones, cogemos el coge para pasar esos días festivos con la familia, los amigos y las parejas. Con tanta circulación debemos extremar la precaución porque lo importante es llegar (aunque sea a tarde) y ver a los nuestros. En Autolunas Carabanchel te damos unas pautas para saber cómo conducir en Navidad.

Recomendaciones para conducir en Navidad

Antes de conducir en Navidad y hacer un trayecto tan largo, es fundamental hacer las revisiones previas en tu taller. El coche estará preparado para cualquier imprevisto que pueda surgir en la carretera. Mirar la presión de los neumáticos, los niveles de aceite, agua y líquido de frenos o el depósito del limpiaparabrisas es básico.

Si la distancia a tu destino es larga, recuerda hacer paradas durante el trayecto. Es importante planificar la ruta que vas a hacer para que tu viaje se haga menos pesado. Conciénciate de los posibles atascos y retenciones porque en esas fechas existen muchos desplazamientos en poco tiempo.

Si te encuentras cansado, fatigado o tienes sueño, no sigas conduciendo y descansa un rato. Cambia de conductor, duerme un poco o toma una bebida energética para volver a la carretera despejado. No corras, a veces por correr no vas a llegar antes, por eso respeta siempre los límites de velocidad. Lo importante es que llegues sano y salvo y pases esos días con los tuyos.

En pleno invierno, la meteorología puede ser adversa y tenemos que extremar la precaución. Conducir en Navidad es un alto riesgo si te sorprende la lluvia, la niebla o la nieve. Intenta mantener la calma, reducir la velocidad, usar cadenas y hacer caso de las señalizaciones durante tu marcha.

¡Oh, oh, oh, oh, oh! ¡Feliz Navidad!