Home / consejos seguridad / Poner el coche a punto después de las vacaciones

Septiembre ha llegado para quedarse. Eso significa que las vacaciones se han extinguido y poco a poco todos volveremos a la rutina diaria. Lo harán los niños con la vuelta al cole y los adultos con el regreso a la jornada laboral. Si has estado de vacaciones y regresas a casa, no olvides poner el coche a punto.

Con millones de desplazamientos en los últimos días acabando las vacaciones de verano; al regresar al hogar es imprescindible revisar el vehículo para certificar que sigue en buen estado. Ha recorrido un gran número de kilómetros y le hemos expuesto a grandes exigencias: peso extra, aire acondicionado, mayor número de pasajeros, altas temperaturas… Desde Autolunas Carabanchel queremos que sepas cómo poner el coche a punto tras las vacaciones.

Cómo poner el coche a punto al regresar a la rutina

  • Carrocería e interior: es un paso fundamental, sobre todo si has estado en la plaza. Se recomienda una limpieza a fondo para eliminar el salitre que se encuentra en la sal. Favorece la corrosión de los materiales, tanto dentro como fuera del coche. Un aspirador para el interior y agua a presión para la carrocería y tu vehículo estará como el primer día.
  • Neumáticos: revisa el estado de los neumáticos, tanto la presión como el dibujo. Haz un repaso a fondo para comprobar que no tienen golpes, cortes, grietas o deformaciones. Poner tu coche a punto significa verificar la profundidad del dibujo y la presión; de esta manera podremos seguir circulación sin problemas.
  • Cristales y faros: en especial si vas a la playa, debes revisar los cristales y los faros. La arena puede afectar de manera muy grave a estas partes del vehículo. Revisa las luces para que estén bien niveladas y limpia todo perfectamente. Así evitarás la falta de visibilidad y los deslumbramientos.
  • Limpiaparabrisas: presta especial atención antes de que lleguen las primeras lluvias. Los limpiaparabrisas deben estar en perfecto estado, así como sus escobillas. De esta manera retirarán correctamente el agua de la forma correcta y sin comprometer la visibilidad.

Poner tu coche a punto también significa fijarte en otro tipo de detalles. No olvides revisar el líquido refrigerante, de freno, lubricantes, de dirección y el aceite. Mira el kilometraje obtenido tras las vacaciones por si acaso tu vehículo debe someterse a una de sus revisiones. Y por último, presta atención a las pastillas y discos de freno y los amortiguadores de suspensión.