Home / consejos seguridad / Peligros al conducir en otoño: niños, oscuridad y animales

El otoño supone una época del año en la que nos enfrentamos a diferentes peligros en la carretera. La climatología puede cambiar en cualquier momento y necesitamos estar atentos para responder. Es hora de cambiar la marcha y aumentar la seguridad en tu manera de conducir en otoño que es diferente a otros meses. Desde Autolunas Carabanchel comenzamos un especial para desgranar los peligros a los que se enfrenta un conducir en otoño.

Evita los peligros de conducir en otoño

En primer lugar, sin duda, los niños. Es posible que estés acostumbrado al tráfico que se origina con la vuelta al cole de los más pequeños. Otras personas tal vez no, en especial los nuevos conductores que están aprendiendo. Por eso, ten mucho cuidado en las zonas escolares. No solo ante los niños que caminan o que cruzan el paso de cebra, también de los conductores jóvenes e inexpertos que salen de esos sitios para recoger a hijos, amigos o hermanos.

Recuerda que casi todos los casos tienes que detenerte cuando un autobús escolar tiene las luces rojas intermitentes encendidas. Esta regla se viola con tanta frecuencia que los autobuses han comenzado a utilizar cámaras. Cuando estés en una zona escolar, debes extremar las precauciones.

Otro peligro de conducir en otoño es la oscuridad. Ya que cuando acaba el verano, muchas personas pasan más tiempo conduciendo en la oscuridad. La percepción de profundidad, el reconocimiento del color y la visión periférica se ven comprometidos en la oscuridad.

Aunque solo el 25% de nuestra conducción es nocturna, el 50% de las muertes por accidentes de tránsito ocurren en ese horario. A medida que cumplimos años vemos las señales de tráfico con menos claridad, tenemos más problemas para juzgar la velocidad, la distancia y nos molestan los faros que nos deslumbran.

Es fácil que durante esta época del año tengas algún susto con animales en la carretera. De hecho, tienes muchas más posibilidades de hacerlo. La razón es que se convierten en meses donde se aparean y por eso salen y se ven más. Conducir en otoño significa hacerlo con mucha precaución y cautela.