Home / consejos seguridad / Pautas para conducir con retenciones

Las vacaciones de verano van llegando a su fin. Los niños tendrán que volver al colegio, mientras que los mayores regresarán al trabajo. Se aproximan fechas de mucho ajetreo en las carreteras puesto que todos regresamos casi al mismo tiempo. Es posible que te satures un poco al ver tantos coches, porque conducir con retenciones no es fácil.

El regreso de las vacaciones provoca muchos días de tráfico denso y retenciones en las carreteras. En estas condiciones tienes que adaptar tu conducción a las circunstancias, armándote de paciencia y respecto. La Dirección General de Tráfico nos hace unas recomendaciones que te damos a conocer en Autolunas Carabanchel. Se trata de consejos para que regreses a casa sano y salvo.

Consejos para conducir con retenciones

– Distancia de seguridad: cuando observes que la velocidad es lenta, no olvides tener una separación correcta con otros coches. Una distancia que te permita frenar sin chocar con el vehículo de delante. Está distancia de seguridad es la medida más importante en un embotellamiento.

– Velocidad: conducir con retenciones supone adecuar tu velocidad a las circunstancias. Cuando el tráfico comience a ralentizarse por la cantidad de coche, tienes que adaptar tu velocidad. Reduce a marchas más cortas y para si es necesario. Cuando se reanude la marcha no lo hagas demasiado deprisa, el atasco puede seguir más adelante.

– Distracciones: es posible que al estar en un atasco tengas la tentación de hacer cosas que no harías en marcha. Distracciones como coger el móvil, cambiar de emisora, buscar música o sacar algo de comida. Intenta evitarlas a toda costa ya que puede provocar un choque con el coche de delante.

– Agresividad: conducir con retenciones significa tener una conducción pacífica y calmada. Hay que evitar comportamientos agresivos, cambios bruscos de carril o tocar en exceso el claxon. Eso hará que los demás se pongan nerviosos y aumente el riesgo de choques entre vehículos.

Las retenciones pueden darse en la carretera por algún tipo de accidente o desvío provisional; pero también en la entrada a las grandes ciudades. Sea como sea, mantén la calma y conduce con precaución.