Home / consejos seguridad / Medidas de seguridad vial tras el Covid-19

Sabemos que la pandemia del Covid-19 va a cambiarlo todo. A nivel personal, a nivel profesional y también respecto a la movilidad de nuestro vehículo. El Grupo de Alto Nivel para la Seguridad Vial de la UE mantuvo un debate sobre ello el pasado mes de junio. Y acordó las unas conclusiones que pueden servir de principios básicos para la nueva movilidad. Desde Autolunas Carabanchel te las resumimos:

Así son las medidas de seguridad vial después de la pandemia

  • Datos compartidos: es importante obtener datos y compartirlos, especialmente sobre volúmenes de tráfico, víctimas y la velocidad durante el «bloqueo». Durante la crisis, el volumen de tráfico cayó, al igual que el número de muertos y heridos. También hay evidencias de mayor velocidad para aprovechar las carreteras más vacías
  • Limite las excepciones: durante la crisis, fue necesaria una excepción a las reglas, pero ahora deberíamos ponerles fin. Para que nuestras leyes de seguridad vial nacionales y europeas están plenamente vigentes. Un ejemplo, no hay más excepciones de tiempos de descanso en ningún país de la UE. La fatiga del conductor sigue siendo un problema importante y las áreas de descanso deben volver a abrirse.
  • Cumplimiento: es el momento de restablecer la seguridad vial, ahora que hay más volumen de automóviles que regresa a las carreteras. Especialmente en áreas urbanas donde hay usuarios de la carretera más vulnerables, y el riesgo de muerte y lesiones.
  • Confianza en el transporte público: mantener normas sobre el distanciamiento social, el uso de medidas de higiene o la cobertura facial para hacer que el uso del transporte público sea seguro.
  • Consolidar la movilidad activa: han aumentado los desplazamientos en bici y a pie tras el confinamiento, especialmente en ciudades. Esto tiene efectos beneficiosos para la salud pública, la calidad del aire y las emisiones de CO2.
  • Proteger la inversión en seguridad vial: hay que mantener el enfoque en acciones rentables como el mantenimiento y modernización de carreteras; senderos peatonales o carriles para bicicletas; y mejorar la seguridad y el desempeño ambiental de las flotas de vehículos.
  • Gobernanza flexible: las autoridades han trabajado de forma distinta, adaptando las normas de seguridad vial a los nuevos comportamientos. Estas presiones se han dado sobre todo en las ciudades. Allí donde se ha tenido que trabajar de manera coordinada con el gobierno para compartir ideas y mejores prácticas.
  • Comunicación: ahora es un buen momento para recordarle al público la importancia de la seguridad vial. Se ha alentado a un comportamiento responsable por parte de los usuarios de la carretera para reducir los riesgos de la carretera.