Home / consejos seguridad / Mantenimiento del coche en otoño (Parte 1)

Ya estamos en plena temporada otoñal. Hemos viajado a lo largo del verano de un sitio a otro con el buen tiempo, pero toca volver a casa. El mal tiempo también ha llegado para quedarse y tu vehículo debe adaptarse a la nueva climatología. Es por eso que, de cara a los meses más fríos del año, debes hacer un correcto mantenimiento del coche.

Hay que ser previsores con los cambios del tiempo: las temperaturas no paran de bajar, caen las hojas de los arboles y tienes que enfrentarte a tiempo adverso como viento, lluvia, niebla o incluso nieve. Desde Autolunas Carabanchel te damos conejos para el mantenimiento del coche y que éste se encuentre en las mejores condiciones.

Cómo llevar a cabo un buen mantenimiento del coche

Vacía el maletero: no es una cuestión únicamente de espacio. Seguro que en verano has hecho Tetris con las maletas de un lado a otro. Ahora toca despejar el trasero del coche para recuperar el espacio. Es una cuestión de seguridad porque viajar cargado aumenta el consumo y reducir el número de bultos evita problemas en caso de accidente.

Limpieza exterior: durante el verano muchos amigos y familia sube y baja de tu coche. El vehículo se ensucia más y da pereza ir a lavarlo. En otoño no tienes excusa para hacerlo ya que ha podido sufrir mucho durante las exposiciones solares. Es una manera de comprobar las zonas desgastadas y si existen arañazos propios del uso.

Líquidos: antes de salir de viaje es recomendable mirar todas las partes importantes del vehículo para comprobar su buen estado. Eso ocurre también en otoño de cara a los cambios de tiempo y las inclemencias meteorológicas. Por eso incluye en el mantenimiento del coche la revisión de líquidos como: refrigerante, aceite, parabrisas o frenos.

Limpiaparabrisas: es posible que al llegar primeras lluvias tus limpiaparabrisas no estén en las mejores condiciones. Durante el verano, su poco uso y las altas temperaturas pueden hacer que las gomas se estropeen. Comprueba bien su estado y sustitúyelas si es necesario ya que la visibilidad en carretera es clave.

Filtros: es importante revisar el filtro del aire durante el otoño. De ello depende que realice una buena combustión e incluso que ahorremos en combustible. La calefacción del invierno gasta menos que el aire acondicionado porque aprovecha el calor del motor. Haz un mantenimiento del coche y asegúrate que no falle.