Home / consejos seguridad / Mantener el coche fresco en verano

El calor es una las bases de cada verano. El coche se transforma en un auténtico horno si no tomas las medidas oportunas para evitarlo. El vehículo puede alcanzar temperaturas difíciles de sobrellevar cuando aparcamos en la calle en pleno verano. Es complicado, pero hay algunas ideas que puedes llevar a cabo para mantener el coche fresco. Ya que no podemos evitar que el sol siga calentando de forma intensa durante estas semanas.

Se trata de pequeños consejos para evitar que te quemes con el volante, las hebillas del cinturón o el freno de mano. Todo ello puede dificultar la conducción en los primeros minutos, hasta que el aire acondicionado hace efecto. Desde Autolunas Carabanchel te damos algunos trucos para bajar la temperatura y mantener el coche fresco.

Pautas para tener un coche fresco en verano

  • Aparcar a la sombra: puede parecer obvio, pero hay gente que lo olvida. Al aparcar en la sombra, los rayos del sol no penetran de forma tan directa en el vehículo. Por lo tanto, la temperatura no ascenderá tanto y reducirás los daños en la pintura. Aunque es posible que sea una misión imposible porque los demás también quieren ese pedazo de sombra.
  • Parasoles: si no tienes la suerte de encontrar una sombra, lo mínimo que debes hacer es colocar un parasol. Sobre todo, delantero para que el volante no este caliente cuando vayamos a conducir. Un error muy típico es olvidarte de los parasoles traseros. Son clave para que el coche no alcance temperaturas muy elevadas durante el verano.
  • Protector del volante: hacerte con un protector del volante es una buena idea ya que favorecen la higiene de tu coche. Además, evitarán que esta zona concentre un calor excesivo y te impida incluso tocarlo. Su uso está bastante recomendado en las zonas donde las temperaturas son elevadas.
  • Lavar el coche: tener un coche fresco también pasa llevar una buena higiene y lavado.  Puede evitar las temperaturas elevadas de dentro ya que le otorgamos un mayor frescor al interior. No es recomendable hacerlo todos los días, pero si frecuentemente. Ayudará a la carrocería metálica a recobrar las temperaturas más bajas.
  • Lunas tintadas: sabemos que se convierten en un elemento de elegancia e intimidad. Los cristales tintados son perfectos para reducir los rayos del sol, y por tanto el calor que transmiten al interior del coche. En Autolunas Carabanchel somos especialistas en el servicio de tintado de lunas, ¡consúltanos para más información!