Home / consejos seguridad / Límites de velocidad en España

Aunque nos encanta coger el coche para hacer largos viajes y descubrir la geografía nacional; eso no quiere decir que no tengamos que seguir las normas y adecuarnos a los límites de velocidad de cada tipo de vía. Cada país tiene unas dirección concreta respecto a la velocidad, por eso debes saber los límites que hay en España.

No solo te ahorrarás una buen multa y la retira de puntos del carné de conducir; saber los límites de velocidad y seguirnos sin sobrepasarlos es lo mejor para tu seguridad. Rebasar ese límite establecido en muchos casos puede significar un grave accidente con graves consecuencias. Debes concienciarte cuanto antes y actuar con prudencia y cordura cada vez que coges el coche. Para ayudarte, desde Autolunas Carabanchel te hace un repaso a los límites de velocidad de las carreteras españolas.

Los límites de velocidad según el tipo de vía

El límite de velocidad varía dependiendo del tipo de vía en el que nos encontremos. En autopistas y autovías la velocidad máxima es de 120 km/h para turismo y motocicletas. El resto de vehículo ven descendido ese límite a 100 km/h para autobuses, 90 km/h para camiones articulados y furgonetas, 80 km/h para automóviles con remolque y 45 km/h para bicicletas o ciclomotores.

En las carreteras secundarias con arcén de más de un metro y medio, los límites se establecen dependiendo del vehículo. Un turismo o motocicleta no debe superar los 100 km/h que se reduce hasta los 90 km/h para autobuses. Esa cifra sigue bajando a 80 km/h para camiones articulados y furgonetas y 45 km/h para bicicletas o ciclomotores.

El resto de carreteras secundarias presenta condiciones con menor seguridad, por lo que los límites serán más bajos. Se establecen los 90 km/h para turismos y motocicletas; 80 km/h para autobuses; 70 km/h para camiones articulados, furgonetas y automóviles con remolque; y 45 para bicicletas o ciclomotores.

Y por último, las vías urbanas son las que tienen unos límites de velocidad más igualitarios para todos. Turismos, motocicletas, autobuses, camiones articulados, furgonetas y automóviles con remolque no deben sobrepasar los 50 km/h. Tanto bicicletas como ciclomotores deben hacerlo un poco más despacio, a 45 km/h como en el resto de las vías.