Home / Tintado de lunas / Fatiga al volante, ten cuidado

Este verano ten cuidado con tus desplazamientos. Las altas temperaturas pueden afectar negativamente a la seguridad vial. El calor no solo provoca sueño sino también fatiga cuando conducimos, dos situaciones que pueden poner en peligro nuestra vida y la del resto de ocupantes y conductores. Con las altas temperaturas, nuestro cuerpo suda por lo que perderá líquidos y además, se producirá un desgaste energético extra. Como sabes, las olas de calor afectan a los niños, a los mayores y a los enfermos pero también afectará negativamente a la conducción provocando la sensación de fatiga. Es importante recordar que la fatiga al volante es uno de los factores de riesgo más comunes y peligrosos para la conducción.

Uno de los elementos más significativos que provocan la aparición de la fatiga es conducir sin descanso durante mucho tiempo. Otros factores que pueden desencadenar este síntoma son las condiciones climatológicas o el estado de la carretera. Los síntomas se pueden agravar si no se realizan descansos o si son demasiados cortos, si se conduce de noche o si se altera el estado psicofísico del conductor, entre otros. Sin embargo, existen una serie de consejos que pueden ayudarnos a evitar la fatiga mientras conducimos.

Para una mayor seguridad en los desplazamientos de verano, desde Autolunas Carabanchel te vamos a dar unos consejos para evitar la fatiga y por tanto, para evitar cualquier accidente en carretera.

Cómo combatir la fatiga al volante

  • Dormir ocho horas antes de emprender el viaje. Además de un buen descanso, deberás hacer paradas de al menos 15 minutos cada dos horas o cada 200km. Evita conducir por la noche y a las horas centrales (entre las 12 y las 16 horas). Lo mejor es madrugar.
  • Si viajas con tus hijos o con niños pequeños, aprovecha cuando estén dormidos. No solo se les hará más corto el trayecto sino que además, se podrá conducir más tranquilo.
  • Evita los atracones antes de conducir. Las comidas copiosas suelen provocar somnolencia. Lo mejor es elegir alimentos ligeros y llenos de proteínas y vitaminas. Asimismo, nada de alcohol ni drogas al volante. Hidrátate solo con agua así como con bebidas con cafeína (con moderación).
  • Utiliza el aire acondicionado del coche para rebajar el calor y conseguir una temperatura agradable. No solo estaremos más cómodos conduciendo sino que también reduciremos el estrés y la ansiedad. Otro factor importante es conducir con ropa cómoda y fresca. Cuanto más cómodo estés al volante, mejor conducirás. Tampoco te olvides de las gafas de sol para protegerte de los rayos ultravioleta y de los deslumbramientos.
  • A los primeros síntomas de cansancio o fatiga, para el coche. Detén el coche en cuanto tengas los siguientes síntomas: parpadeo constante, visión borrosa, zumbidos, incapacidad de mantener la cabeza recta,… Para y sal del coche para tomar el aire fresco. Anda, compra un refresco con cafeína y en caso de necesitarlo, duerme un poco.
  • Conduce relajado y evita estresarte  malhumorarte en los atascos y retenciones.

Aumenta el bienestar y la comodidad en el interior del vehículo instalando láminas solares en las ventanas y luna trasera del coche. No solo estarás más protegido del sol sino que además tendrás una temperatura mucho más agradable tanto para conducir como para viajar. Si quieres tintar las ventanas de tu vehículo, pide cita en nuestro taller en Madrid. Por último, recuerda revisar el coche antes de realizar tu desplazamiento de vacaciones para evitar las sorpresas desagradables.