Home / consejos seguridad / Cuidar el coche en otoño (Parte 2)

Con el otoño ya aquí, una buena idea es acondicionar nuestro vehículo al máximo. Las temperaturas empiezan a bajar al mismo tiempo que nos enfrentamos a condiciones climatológicas típicas de esta estación. No es la primera vez que os hablamos del mantenimiento y cómo cuidar el coche en otoño.

El mantenimiento puede ser especifico para esta época del año o genérico. De igual forma, todos ayuda a aumentar la vida útil de nuestro coche. Por eso desde Autolunas Carabanchel seguimos con nuestros 10 consejos para cuidar el coche en otoño. Una serie de recomendaciones y rutinas que te permitirán el correcto rendimiento y también la seguridad de los ocupantes.

Otras tareas recomendadas para cuidar el coche durante el otoño

  • Presión de los neumáticos: conducir con la presión correcta de los neumáticos es básico. Controla el inflado al menos una vez al mes ya que son el primer contacto del coche con la carretera. Revísalos cuando empieza el otoño para asegurar que el estado de la goma y la profundidad del dibujo son las adecuada (nunca puede ser inferior a 1,6 mm).
  • Tipos de neumáticos: las ruedas de nuestro vehículo cobran mucha importancia durante el otoño. La lluvia, la nieve o el agua nieve se presentan en la calzada cuando menos te lo esperas. Los neumáticos deben ser adecuado para responder a esas circunstancias y garantizar tu seguridad. Elige aquellos que mejor se ajusten al clima y tus necesidades de conducción.
  • Limpiaparabrisas: en verano, es uno de los artilugios del coche que menos se usan. Pero la exposición al sol y las altas temperaturas puede hace que las gomas se estropeen. Es mejor tenerlos actualizados para que no te pillen desprevenido las tormentas de otoño. La visibilidad es un factor clave y si no están bien, tendrás que sustituirlos.
  • Luces: se convierten en un elemento de seguridad tanto para ver como para ser visto en la carretera. Es hora de darle un repaso a los faros, las luces de freno, las luces traseras, las luces intermitentes y las luces de estacionamiento. No solo es importante por visibilidad, también por seguridad en la conducción. Por lo que tendrás que tener los faros en prefecto estado para proyectos la luz.
  • Luna trasera: solemos prestar más atención a la luna delantera, pero la trasera también debe contar con buena visibilidad. No tener buena visibilidad puedes suponer algún problema a la hora de circular con el coche. Como sucede con la delantera, cuando llega la época de otoño, tendrás que visibilidad las escobillas. Así como el calentador que debe funcionar correctamente para que no se empañe el cristal durante el viaje.