Home / Autolunas Madrid / Consejos para mantener la calma al volante

En nuestro día a día nos tenemos que enfrentar a una serie de situaciones que pueden causarnos estrés y frustración e incluso cuando no tenemos prisa. Simplemente nos molesta ya que perderemos parte de nuestro tiempo. Muchas situaciones que nos provocan estrés e irritación suceden cuando estamos en la carretera, más concretamente cuando conducimos. Esas situaciones de ansiedad y frustración son incluso más graves cuando estamos conduciendo. De hecho, muchos conductores cuando suben al coche se transforman completamente. De hecho, llegan a generar situaciones que pueden poner en riesgo al resto de conductores y peatones.

Algunas situaciones que pueden ponernos de los nervios al volante son: cuando el coche que tenemos delante tarda en arrancar en un semáforo, los atascos, cuando en la autopista va un conductor por el segundo o tercer carril lento o las prisas las cuales pueden llevarnos a realizar adelantamientos imprudentes o salir corriendo por la mañana con el parabrisas medio helado. También nos podemos poner nerviosos cuando vemos que el coche que llevamos detrás va muy pegado o cuando tratamos de apagar y ya tenemos detrás un coche esperando. Todas estas situaciones y muchas más pueden aumentar el estrés al volante lo que causará el enfado y la irritación del conductor.

Como sabrás, conducir con los niveles de estrés muy altos puede ser muy peligroso. Por ello, desde Autolunas Carabanchel te vamos a dar unas pautas de cómo calmarte ante situaciones que pueden generar estrés, ansiedad e irritabilidad. Así sabrás como mantener la calma y conducir de una forma más segura.

Pautas para mantener la calma en el coche

  • Sal de casa con el tiempo suficiente. Si puedes salir 5 o 10 minutos antes, mucho mejor. Ante todo, debes evitar ir con el tiempo justo ya que esto te provocará estrés por lo que conducirás más rápido para llegar a tiempo. Las prisas al volante pueden provocar accidentes. Por eso, siempre es mejor ir con tiempo suficiente. Irás más tranquilo, algo que será bueno para tu salud.
  • Evita coger el coche si estás cansado. Cuando te poner al volante, debes estar descansado y haber dormito al menos 7-8 horas ya que es esencial para conducir con todos los sentidos puestos en la carretera. Si estás fatigado o cansado, mejor quédate en casa o búscate un conductor. El cansancio provoca mal humor, irritabilidad y ansiedad.
  • Adaptarse a las situaciones. A veces no nos queda más remedio que adaptarnos a la situación. Si te vas de viaje y te encuentras con un atasco, trata de mantener la calma. Si es en verano, intenta mantener el interior fresco ya que el calor también puede sacar nuestro peor humor.
  • Investiga antes de coger el coche. Otra situación que puede generarnos malestar o estrés es cuando tenemos que coger el coche para ir a un sitio donde nunca habíamos estado. Para evitar el estrés que provoca lo desconocido, investiga un poco en internet pro las carreteras que tienes que ir.
  • Paciencia con respecto a los demás conductores. Como dice el refrán “No hagas a los demás lo que no te gustaría que te hicieran a ti”. Cuando conduzcas, mantén la calma. Se respetuoso con el resto de conductores y peatones, respeta las normas de seguridad vial y ante todo ve con tranquilidad.