Home / Uncategorized / Cómo usar las luces en invierno

Los cambios de horario pueden trastocar mucho nuestro día a día. Mientras se aprueba la eliminación del cambio horario que se produce dos veces al año para adaptarse a las diferentes estaciones; una de las consecuencias más evidentes es que anoche pronto. Eso implica que cuando vas en el coche, las luces en invierno tendrán que adaptarse a las circunstancias de la carretera.

Cuando no existen luz diurna, resulta imprescindible que los faros de tu vehículo funcionen a la perfección. No solo para ver sino también para ser vistos. Por eso desde Autolunas Carabanchel te damos unas recomendaciones a la hora de usar las luces en invierno con todos los sistemas de iluminación, tanto de dentro como de fuera.

¿Cómo deben ser las luces en invierno?

  • Luces de cruce: puede suponer algunas dudas a la hora de usar las luces de cruce del coche. Lo más aconsejable, es emplear el modo Auto de iluminación que tienen la mayoría de coches de reciente fabricación. Así, las luces de cruce se encenderán durante la noche y durante el día en situaciones de poca visibilidad (como al pasar por un túnel o si hace mal tiempo).
  • Luces largas: el uso de luces largas se limita a las vías interurbanas que tienen poca visibilidad. Puedes emplear el asistente de luz en carretera que, al detectar la presencia de vehículos en ambos sentidos, cambiará de largas a cortas automáticamente. Y si tu coche no lo tiene, emplearas siempre que puedas para ganar comodidad y seguridad.
  • Luces antiniebla: dentro de las luces en invierno, las antiniebla son clave. Aunque solo deben emplearse en situaciones donde haya poca visibilidad. Si las enciendes cuando llueve poco, puedes provocar deslumbramientos en otros conductores. Si tienes antinieblas delanteras puedes usarlas en caso de lluvia intensa o niebla, nieve o nubes de polvo y humo. También en carreteras que son más estrechas o con muchas curvas.
  • Luces interiores: otra luz a la que no prestamos mucha atención, es la del interior del habitáculo. Se debe usar de forma puntual y solo el tiempo imprescindible para centrar la atención en la carretera. Lo mejor es permanecer a oscuras en el interior, puesto que tu concentración será mayor.
  • Luces LED: han supuesto una auténtica revolución en todos los ámbitos, y también en el de los automóviles. Con ellas se ahorra consumo y se gana confort y seguridad. La luz se parece más a la diurna que emite una lampara halógena. Y además está pensada para durar toda la vida del coche sin necesidad de cambiarlas.