Home / consejos seguridad / Cómo enfrentarte al aquaplaning

En plena época de lluvias y tormentas, es lógico que la carretera se llene continuamente de agua. Los charcos, sobre todo en zonas urbanas, son muy comunes pero también muy peligrosos. Seguro que te has encontrado alguna vez con el termino aquaplaning, que es tan común cuando llueve.

Como su nombre indica, aquaplaning es cuando las ruedas de tu coche patinan al pasar por una zona con agua. Se produce básicamente cuando tu vehículo pasa por el agua y los neumáticos no son capaces de desalojarla. Por eso desde Autolunas Carabanchel queremos contarte todo sobre el aquaplaning y cómo reaccionar cuando se produzca.

Pautas para reaccionar al aquaplaning

Todas las ruedas cuentan con un dibujo que va desde la zona central a los extremos. Éste evacua el agua en el sentido de la marcha y el neumático tenga contacto con la calzada. Durante el aquaplaning, las ruedas tienen una película de agua y pierden el contacto con el asfalto. Esa falta de contacto es lo que provoca la pérdida de tracción y el descontrol del vehículo. Pero también aumenta la distancia de frenado y la pérdida de control del volante que no responde a tus directrices.

Para evitar el fenómeno conocido hay una serie de recomendaciones que puedes seguir. Por ejemplo el correcto funcionamiento de los neumáticos. Cuando el dibujo se desgaste y es inferior al recomendado, es fácil que se produzca aquaplaning. Lo mismo ocurre con la presión de los mismos que debe ser la recomendada por el fabricante. Si es más alta, la distancia del suelo será menor y fomentamos el aquaplaning.

Otro elemento determinante es la velocidad. Si nos enfrentamos a un charco de agua en la carretera, disminuir la velocidad es lo más recomendable. Lo mismo que levantar lentamente el pie del acelerador y no usar nunca el freno. La seguridad es importante y el aquaplaning, puede ser más peligroso de lo que parece si no sabes enfrentarte a él.