Home / consejos seguridad / Cómo actuar en los trayectos largos

Durante los grandes periodos de vacaciones como el verano, es habitual que se hagan todo tipo de desplazamientos en coche. Los trayectos largos son aquellos que hacemos por rutas desconocidas, autovías y autopistas para recorrer grandes distancias. A la hora de prepararse hay que saber que este tipo de trayectos son más exigentes, tanto en el estado físico del conductor como en la mecánica del vehículo.

Si has planeado unas vacaciones en las que recorrerás una larga distancia; tendrás que preparar el viaje con sumo cuidado. Mantén siempre la concentración al volante, para siempre que sea necesario y estate alerta a posibles imprevistos. Para saber cómo actuar en trayectos largos desde Autolunas Carabanchel te damos algunas recomendaciones interesantes.

Consejos para los trayectos largos en coche

Carreteras: el estado de la carretera será una de las máximas preocupaciones en los trayectos largos. Durante el verano hay millones de desplazamientos, por lo que será habitual encontrarse congestión de vehículos. Antes de comenzar la ruta, consulta el estado de las carreteras, los puntos conflictivos y las peores horas para viajar.

Revisión: días antes de iniciar la marcha, haz las verificaciones básicas en tu coche: presión de las ruedas, estado de las escobillas y niveles de líquidos. Es aconsejable llevarlo a un taller para una revisión más a fondo que incluya: dirección, suspensión, frenos, filtros y correas.

Equipamiento: antes de un trayecto largo por carretera comprueba el equipamiento de tu coche. Sobre todo que aquel obligatorio de seguridad está completo y en buen estado: rueda de repuesto, kit para pinchazos, triángulos y chaleco reflectante. Pero tampoco olvides una bebida refrescante que te mantenga hidratado y atento a la conducción sin dormirte.

Normas: para una conducción correcta en cada trayecto, recuerda respetar siempre las normas de circulación. Sobre todo las que tienen que ver con los límites de velocidad o la distancia de seguridad. La mayoría de accidentes se producen por errores humanos que podrían haberse evitado.