Home / consejos seguridad / Comienza la operación salida del verano 2020

La llegada del verano, el calor y las altas temperaturas junto con la entrada en la “nueva normalidad” tras la pandemia del coronavirus Covid-19, ha hecho que todos queramos salir a la calle. Pero no solo eso, España se prepara para la primera fase de la operación salida del verano 2020. Una operación que muchos españoles llevaran a cabo durante los meses de julio y agosto.

Sin duda la crisis sanitaria afectará de una u otra manera a este tipo de desplazamientos en la operación salida. La DGT ha preparado un dispositivo especial de vigilancia porque se está recuperando el volumen anterior a la pandemia. Desde Autolunas Carabanchel te damos las claves para que sepas cómo actuar en la operación salida de este verano.

Vigilancia y seguridad de la DGT en la operación salida

Habrá diferentes desplazamientos en esta operación salida del verano 2020. La DGT prevé un predominio de salidas de fin de semana y de corta duración. También un incremento de los accesos a las ciudades. Para controlar esa situación, Tráfico recurrirá a 1.300 radares que estarán operativos en las cuatro fases de esta operación: del 3 al 5 de julio; del 31 de julio al 2 de agosto; del 14 de agosto al 16 de agosto; y el retorno del 28 al 31 de agosto.

Según han dado a conocer, durante estos dos meses funcionarán: 764 radares fijos de control de velocidad, 548 radares móviles, 12 helicópteros, 216 cámaras de control del cinturón de seguridad y del teléfono móvil, 11 drones para las actividades de regulación y ordenación y 15 furgonetas camufladas. Además, durante julio y agosto se llevarán a cabo tres campañas de vigilancia: una sobre velocidad, otra sobre motos y la última sobre alcohol y drogas.

Este 2020, la operación salida de verano es distinta a todas las que hemos vivido hasta ahora. El lema para el dispositivo de este año es: “este país no puede soportar más muertes. Al conducir, extrema las precauciones”. El spot está protagonizado por el patinador Javier Fernández y ha sido rodado en el madrileño Palacio de Hielo, un lugar que tristemente simbólico en las últimas semanas.