Home / consejos seguridad / Aumenta la seguridad al amanecer y atardecer

Cuando cogemos el coche debemos poner los cinco sentidos en la carretera. No hay que tener distracciones ni nada que te impida circular de manera prudente por la calzada. El sentido de la vista se convierte en el más importante. No solo nos preocupamos de ella físicamente yendo a revisiones periódicas, también la visibilidad del coche es clave para lograrlo. El amanecer y atardecer pueden poner las cosas un poco más difíciles.

A primera hora de la mañana o última de la tarde es posible tener dificultades en la visión. Sobre todo, por la escasez de luz y la posición del sol. A veces no es suficiente para distinguir con rapidez y facilidad lo que está lejos de lo que está cerca en. Para que no tengas problemas en el amanecer y atardecer, desde Autolunas Carabanchel te damos algunos consejos para mejorar la seguridad.

Mejora la visibilidad al amanecer y atardecer

En el amanecer y atardecer, es posible que tengas algunas dificultades para ver a los ciclistas, peatones o posibles obstáculos. Para mejorar la visión, intenta llevar una postura correcta al volante y reglar los espejos. De esta forma minimizarás el ángulo muerto lo máximo posible para ver lo que hay delante del coche. No olvides tampoco tener una limpieza exhaustiva tanto dentro como fuera y el correcto reglaje de los faros.

Todos son aspectos clave para estos momentos del día, donde los deslumbramientos son un grave problema. Es posible que durante el amanecer y atardecer necesites encender las luces para ayudarte a distinguir mejor. Sino son suficientes las luces diurnas, lleva también las de cruce. Incluso en la ciudad ya que el sol puede deslumbrarnos y no ver a un peatón que cruza. O si es muy fuerte, no llegar a distinguir los colores del semáforo.

Además, en estos instantes cuando la claridad es tan fuerte, modera la velocidad. Cuando las condiciones de luminosidad no son favorables, lo mejor es que conduzcas a una velocidad más reducida. De esta manera sabremos hacer frente a los posibles “obstáculos” de la vía de manera correcta. Y si vas a salir de viaje o hacer una escapada, no olvides programar bien tu viaje. Intenta evitar esos momentos como el amanecer y atardecer donde la luminosidad puede suponer un grave problema.