Home / consejos seguridad / Amaxofobia, el miedo a conducir

Nos gusta conducir, desplazarnos a otra ciudad y conocer nuevas culturas. Sin embargo, no todo el mundo puede hacerlo montado en un vehículo. Aunque no es algo demasiado conocido, hay gente que ha desarrollado lo que se denomina amaxofobia. Se trata de miedo a conducir que afortunadamente con mucho trabajo y voluntad se puede superar.

La amaxofobia siempre tiene una base de terapia psicológica y requiere a un especialista para tratar la fobia. Así se desarrollará un método correcto y se analizará el motivo del que proviene el miedo. Desde Autolunas Carabanchel queremos entrar más en detalle de lo que puede ser este miedo a conducir y cómo superarlo.

Cómo superar el miedo a conducir

Una vez el problema del miedo a conducir ha sido reconocido, que es el primer paso para poder superar; el siguiente camino es realizar un tratamiento adecuado. Uno de los más eficaces es la terapia de exposición: un tipo de terapia cognitiva para superar esa ansiedad conduciendo. Conlleva, obviamente, no solo la intervención de un psicólogo, también de un instructor de seguridad vial.

Con este método, la conducción forma parte del tratamiento y se efectúa de manera progresiva. Será recomendable hacerlo en vivo y no mediante la realidad virtual. Eso sí, siempre de una forma segura y controlada reduciendo la asociación de ansiedad negativa al volante. El principio es lo más costoso, pero poco a poco el esfuerzo se verá recompensado.

El experto en seguridad vial le acompaña siempre para explicar cómo controlar el vehículo y cuál es su funcionamiento. Eso ayudará a extinguir el miedo a conducir y superar la amaxofobia.

Eso ocurre cuando el miedo a conducir es muy extremo. A veces se da en otras circunstancias o porque ha pasado mucho tiempo sin conducir. En esos casos, es recomendable apuntarse a una autoescuela para refrescar la conducción. Así te enfrentaras al miedo con un profesional que te ayudarán a superarlo y te acompaña en el vehículo.